Síguenos en:

05 abril, 2018

Crónica, la música en la Hermandad de María Santísima de Los Dolores

En cuanto a lo musical la estación de penitencia del Martes Santo contó con el acompañamiento de la Banda de Música Santa Cecilia de Pedroche tras el paso de María Santísima de Los Dolores y, la capilla musical de Pozoblanco Mater Dolorosa, en Cruz de Guía.

Nuestra estación de penitencia de la madrugada del Viernes Santo, como saben, no lleva música, al contrario que la estación de penitencia de nuestra hermana de día, la Cofradía de Sayones.


Fot: Agrupación de CCHH

MATER DOLOROSA

Nuestra hermandad, hoy por hoy, es la única en la localidad que abre su cortejo penitencial con música. La capilla Mater Dolorosa encontró cobijo, desde su creación, bajo el manto de María Santísima de Los Dolores.

Además de la música compuesta expresamente para Hermandades, Mater Dolorosa basa su repertorio en grandes maestros de diferentes periodos de la música clásica: Bach, Purcell, Grieg.... Agradecemos desde estas líneas su aportación y trabajo que contribuye sin duda al recogimiento de la estación de penitencia.

BANDA DE MÚSICA SANTA CECILIA

La comunión con la formación musical de Pedroche sigue siendo buena. Fruto de ese entendimiento pensamos que se está consiguiendo no sólo una referencia musical en la Semana Santa de Pozoblanco si no, lo que es más importante para nosotras, lograr que la música contribuya al mensaje que pretendemos transmitir integrando cada partitura al sentido penitencial  del cortejo.

Se presentaron para este año algunos matices en la sonoridad a petición de la junta de gobierno de la Hermandad. Así solicitamos que la batería destemplara los tambores para conseguir más opacidad en el sonido. La propuesta fue bien acogida por la dirección de la Banda y creemos que el resultado fue muy bueno.

El repertorio fue semejante al pasado año, quizá algo más ajustado. El itinerario musical también tuvo alguna diferencia respecto a años anteriores, así, para la salida de nuestra Hermandad no se interpretaron composiciones dedicadas a Hermandades Servitas y se optó por la composición Virgen del Valle de Gómez Zarzuela que también se había interpretado otros años en el mismo lugar.

En Carrera Oficial sí estaba previsto composiciones dedicadas a Hermandades Servitas pero los ajustes del tiempo de paso hicieron que se pospusieran o se adelantaran a dicho lugar. La pieza central que se interpreto fue Amor y Amargura de Jesús Navarro, obra de líneas sencillas pero emotivas.

La composición granadina Palio Blanco de Ruzafa volvió a sonar en León Herrero siendo ya todo un clásico en esta calle, dejando un poso extraordinario en los allí presentes.

El itinerario de vuelta, tras Carrera Oficial, es igualmente exquisito. Como curiosa casualidad la coincidencia del repertorio en Hermanas Moreno Pozuelo entre la Banda de Música de Santa Cecilia y la de Pulianas tras el paso de María Santísima de la Amargura el Jueves Santo. En el mismo lugar y por el mismo orden se interpretaron Hosanna in Excelsis de Oscar Navarro y Mater Mea del maestro Ricardo Dorado.

Agradecemos desde estas líneas la profesionalidad de la Banda de Música Santa Cecilia de Pedroche y el trabajo realizado con esta Hermandad Servita.