19 abril, 2017

Crónica de la Madrugada de nuestra Hermandad

Nuestra Hermandad salía por segunda vez a la calle atendiendo a su historia y a la secular tradición  que nuestra Titular ha tenido en la Madrugada pozoalbense.

En esta ocasión la salida procesional se realiza sin penitentes de luz y menos enseres, rezando las siete estaciones del Via Matris.


EN EL TEMPLO

A las 7 de la mañana aparecen las primeras hermanas por Santa Catalina para acopañar a Nuestra Señora. En el interior parte de la Junta de Gobierno prepara los enseres para las monaguillas ceroferarios y turiferarios. Se dispone también la bandera y varias varas que son repartidas entre las hermanas que lo soliciatan.

Sobre las 7:45 horas se comienza a encender la candelería y disponer el pequeño cortejo que precede al paso. A las 7:55 horas se abre la puerta del Santísimo y el cortejo, encabezado por la bandera de Hermandad y varas, presidencia,  roquetes de capilla, paso, preste y lectora, hermanas y devotos. 

La Hermandad se propone dar un nuevo testimonio de fe por las calles de nuestro pueblo.

 

EL TRÁNSITO DE LA COFRADÍA

La Cofradía gira por Celestino Martínez en busca de la Cruz de la Unidad. Va a un buen ritmo, como viene siendo habitual la primera parte de Madrugada y, en apenas 24 mintuos llegamos a la Cruz de la Unidad disponiendo el paso en la Avenida Villanueva de Córdoba esquina con San Antonio.

Es el lugar convenido con la Hermandad hermana de día. Poco después aparece la soldadesca sayona que anuncia su llegada. San Juan entra en escena. Cuando el paso de Jesús Nazareno, Sayones, está a nuestra altura se procede a la lectura de la cuarta estación que corresponde a "La Calle de la Amargura".

  • Regreso a Santa Catalina
Giramos hacia la calle San Antonio. A partir de aquí el tiempo de paso aumenta muy notablemente marcada la pauta por la Hermandad que nos precede.
Se van rezando el resto de las estaciones del Vía Matris por el preste Juan Antonio Torres y N. Hnas Dominica y Carmen Herruzo. Nuestra Hermandad es muy distinta a la luz de las primeras horas de la mañana dejándonos estampas bellisimas en San Antonio, San Rafael o Celestino Martínez.
La última parte del trayecto se ralentiza aún más y entramos con 30 minutos de retraso sobre el horario previsto. El paso de Nuestra Señora entra en Santa Catalina quedando en su lugar con el canto de la Salve. 

Se cerró la puerta del Santísimo de Santa Catalina dando así por finalizados nuestros cultos externos durante la Semana Santa y cerrando nuestra procesión en la Madrugada pozoalbense.